Archivo

Posts Tagged ‘Metafísica’

Video (youtube): Lectura de Alfonso Gómez-Lobo de Metafísica, A, 1-2.

11/08/2012 1 comentario
Anuncios

Artículo (pdf): E. Isidoro Giráldez, “La exigencia y el carácter no reducible de la contingencia en Aristóteles”

22/06/2012 Deja un comentario

Emilio Isidoro Giráldez analiza en este reciente artículo la necesidad de un análisis de tò symbebekós o de tò katà symbebekós ón en la Metafísica aristotélica. Pueden consultarse otros artículos del mismo autor en los siguientes links: “Sobre la investigación aristotélica en torno a las Archaí del saber relativo a la Physis”; “El tratamiento aristotélico de tò ápeiron: un aspecto de la consumación histórica de la Grecia clásica”; “Un rodeo hacia el vanguardismo”.

Es justamente en el marco de este estudio donde se introduce, para empezar, una tematización de tò sumbebekós o tò katà sumbebekós ón (el “accidente” y el “ser por accidente” respectivamente, según traducción convencional), la cual se presenta, en efecto, como una inicial delimitación del asunto de la filosofía y, por ello, también del sentido estricto de tò ón. Dicha delimitación, de cierto, no se deja interpretar como una pura sucesión de descartes externos, de todo aquello que pudiera confundirse con el “objeto” de la filosofía, con cuya exposición se buscara meramente propiciar un posterior acceso desenvuelto al mismo. Es, al contrario, solo en ella donde adquiere su oportuna consistencia el horizonte de aparición frente al cual puede lo indagado distinguirse: tò sumbebekós no es propiamente el ser, pero no lo es no de cualquier manera, sino de una forma destacada, por lo cual comporta en todo caso una cierta manera de ser, y en consecuencia tematizarlo, decir en qué consiste, ha de ser ya ello mismo decir de alguna manera (por más que no propiamente) el ser, proceder a su esclarecimiento. Debe reconocerse, es cierto, que la razón de entrada aducida para excluir a tò sumbebekós como asunto de la filosofía tiene un carácter en verdad extremoso, el cual, por lo demás, responde a la radicalidad que de antemano afecta a su descripción en cuanto no siendo propiamente tò ón: si no cabe que tò sumbebekós sea aquello de lo que la filosofía es una theoría, es sencillamente porque de ello no hay ninguna theoría, y esto es así, a su vez, porque, más allá de no ser propiamente el ser, tò sumbebekós es más bien algo cercano al no ser.

Artículo (pdf): Emilio Isidoro Giráldez, La exigencia y el carácter no reducible de la contingencia en Aristóteles.
En: Bajo Palabra. Revista de filosofía. II época. Nº 7 (2012), pp. 97-105.

Resumen: Se expone aquí una interpretación del estudio aristotélico de tò sumbebekós contenido en Metafísica VI, 2-3, que, partiendo del examen de la noción de stéresis, y haciéndose cargo de la modalidad de la contingencia designada como tò endekhómenon, intenta acceder a una comprensión de la afirmación según la cual “es necesario que haya el ser katà sumbebekós” que permita acogerla no como una doctrina sino como algo pensado de manera esencial por un filósofo griego.

Palabras Claves: Contingencia, necesidad, posibilidad, privación, saber, violencia.

Video (online): Para todos La 2 – Debate – La metafísica (Ángel Gabilondo)

03/05/2012 1 comentario

Libro: E. Berti, “Ser y tiempo en Aristóteles”

20/12/2011 1 comentario

Aludiendo a la obra de Heidegger, este pequeño texto es una transcripción y traducción del curso que Enrico Berti impartió en la Universidad Católica de Santa Fe el 10 y el 11 de octubre de 2008. En él, el estudioso italiano analiza las apariciones de la temporalidad en la obra aristotélica, recogiéndolas en dos grandes bloques netamente distinguidos: uno, el tiempo de la phýsis, el “tiempo cósmico”, que se presenta en la Física fundamentalmente, pero también en algunos pasajes importantes de la Metafísica; otro, el tiempo de la práxis, el “tiempo humano”, que aparece en textos como la Ética a Nicómaco, la Retórica o la Poética. A estos análisis les antecede una breve y erudita introducción acerca del papel de la filosofía aristotélica en el siglo XX.

Heidegger para exponer el concepto aristotélico de tiempo se refiere solamente a la Física; la única obra que considera es la Física. En la Física está precisamente el tratamiento más completo y explícito que Aristóteles hace del tiempo pero, como intentaré mostrar, Aristóteles habla del tiempo en muchas otras obras: en la Metafísica, en la Ética, en la Poética y en la Retórica. Por esto, para tener una visión completa de la visión aristotélica del tiempo, no es conveniente detenerse sólo en la Física, porque si se considera sólo este texto, Heidegger tendría razón: Aristóteles sólo habla del tiempo de la naturaleza, del tiempo del cosmos, no es el tiempo del hombre. Porque efectivamente en la física se habla de la naturaleza.
Pero esto ya es una versión parcial de los textos aristotélicos. Intentaré, aquí, ver los pasajes de la Física y los de la Metafísica. Luego, veremos los pasajes de la Ética, de la Poética y de la Retórica; y notaremos cómo éstos enriquecen la concepción aristotélica del tiempo e impiden reducirla al tiempo cósmico, porque se debe reconocer también el tratamiento aristotélico del tiempo humano. Y veremos además que algunos de los caracteres que Heidegger atribuye a la temporalidad –no al tiempo vulgar–, el carácter de la extaticidad y de la irreversibilidad, están contenidos en el tratamiento aristotélico del tiempo y, por tanto, no fueron ignorados por Aristóteles, sino que Heidegger los ha tomado él mismo de Aristóteles. (pp. 29-30)

Libro: Enrico Berti, Ser y tiempo en Aristóteles.
En: Biblos, Buenos Aires, 2011. 120 págs. Trad. Patricio Perkins.

Contraportada: Enrico Berti, uno de los más reconocidos especialistas en Aristóteles, introduce este libro con una reseña de la presencia de este filósofo en el pensamiento contemporáneo. Luego desarrolla una exposición clara y profunda de la postura aristotélica, que va desde el tiempo cósmico de la Física hasta el tiempo humano de la Poética y la Ética.
En el recorrido que realiza también visita la Metafísica y otras obras menos transitadas, como De la memoria y la reminiscencia. Además, confronta la postura de Aristóteles con uno de los trabajos más determinantes de la filosofía contemporánea: Ser y tiempo de Martin Heidegger.

Índice:

Introducción. Aristóteles en la filosofía del siglo XX.
Premisa.
Heidegger y Aristóteles.
La “rehabilitación” de la filosofía práctica en Alemania.
El pensamiento posmoderno en Francia.
La escuela de Oxford y la ontología analítica.
Filosofía de la acción, ética de la virtud y el Mind-Body Problem.
La escuela polaca de lógica y la “nueva retórica”.
Conclusión.

El tiempo cósmico.
Ser y tiempo en Martin Heidegger.
El tiempo cósmico de la naturaleza: la Física de Aristóteles.
El tiempo del ser: la Metafísica de Aristóteles.

El tiempo humano.
El tiempo humano pasado: Acerca de la memoria y la reminiscencia (tratados breves de historia natural).
El tiempo humano presente y futuro: la Ética Nicomaquea.
El tiempo del discurso: la Retórica.
El tiempo de la narración: la Poética.

Libro: J. L. Pardo, “La metafísica. Preguntas sin respuesta y problemas sin solución”

27/06/2011 7 comentarios

Libro temprano de José Luis Pardo que fue reeditado en 2006 por Pre-Textos, conteniendo una nueva nota a la edición y un quinto capítulo a modo de apéndice. En el libro se repasa el devenir del término “metafísica” y la peculiar historia de la “disciplina” a la que se refiere, sobre todo con vistas a esclarecer el debate suscitado sobre ella en una era que ha querido llamarse post-metafísica. El libro tiene un “pero”, indicado por el propio autor en la nota que antecede a la edición: el tener una visión de la metafísica “excesivamente esquemática y reduccionista”. Aún así, el libro desarrolla un mapa coherente, aún cuando sea quizá algo rígido, de la historia y avatares de ese saber tan raro cuyo estatuto, ya desde Aristóteles o quizá algo más atrás, siempre parece estar puesto en duda y sin embargo siempre parece subsistir de un modo u otro.

Sentimos, pues, la metafísica como un tipo de discurso que comienza con Platón y termina con Hegel (aunque sea, desde luego prologado por los pensadores presocráticos y prolongado por los herederos dialécticos, positivistas y hermenéuticos de la descomposición del sistema de Hegel). Si podemos adjudicar una cierta –problemática– unidad a ese discurso, a pesar de las enormes distancias impuestas por la variación histórica, es, claro está, porque le atribuimos, como habla, una cierta lengua, un código cuyas reglas definen en lo esencial a la «época de la metafísica». Esas reglas, como es manifiesto, sólo pueden establecerse desde afuera, y desde el momento en que la metafísica es ya tenida por una –noble– lengua muerta. Tal parece que ya no resulta posible hacer metafísica con nuestros discursos, sino tan sólo hacer discursos acerca de una metafísica que yace ante nosotros como un hecho (de discurso) absolutamente innegable pero en el que ya no participamos: sólo podemos intentar re-hacerlo o des-hacerlo. La reconstrucción y la desconstrucción se presentan así como las dos principales actitudes filosóficas en la época del pensamiento post-metafísico.

Libro: José Luis Pardo, La metafísica. Preguntas sin respuesta y problemas sin solución.
En: Pre-Textos, Valencia, 2006. 161 pág.

Contraportada: La Metafísica no es una disciplina especial de la filosofía, ni una “parte” o un capítulo del saber entre otros, ni siquiera un estilo de practicar el conocimiento característico de cierto momento histórico; la Metafísica es, para decirlo con palabras de Martin Heidegger, “el pensamiento occidental en la totalidad de su esencia”.
La presenta obra pretende constituir un libro de claves capaz de facilitar el acceso al campo de problemas en el que los más lúcidos pensadores de occidente se han enfrentado durante más de veinte siglos a la cuestión de si es posible otorgar un concepto al ser de lo que hay, pues si es posible la relectura de esos esfuerzos es, hoy más que nunca, el único horizonte en el cual es posible seguir pensando.

Índice:

Nota a la Nueva Edición.

Introducción: La ley de los tres estados.

1. Los usos de la metafísica
1.1. De un accidente terminológico
1.2. De un acabamiento que no termina
1.3. La lengua muerta
1.4. Cuatro rasgos distintivos

2. La escisión en el ser
2.1. El pensamiento mítico
2.2. La primera inscripción
2.3. La ciudad y los poetas
Excursus: tiempo y verdad
2.4. El ser como Idea
2.4.1. Límites de la metafísica (I)
2.5. El ser como Esencia
2.5.1. Límites de la metafísica (II)
2.6. Ser metafísico y poder político

3. Las heridas de la sustancia
3.1. Arversus peripatéticos
3.1.1 El laberinto de la experiencia
3.2. La segunda inscripción
3.2.1 El panóptico de Leibniz
3.3. Adversus dogmáticos
3.3.1. El ser como objeto
3.3.2. El ser como espíritu
3.4 Fin de la historia
Excursus: la metafísica y el Estado

4. La era post-metafísica
4.1. La bella mentira
4.2. Etnografía del pensamiento

Apéndice

Artículo (pdf): J. Aguirre, “La forma aristotélica y la solución de las aporías del libro Beta”

23/08/2010 8 comentarios

Artículo de Javier Aguirre donde se exponen las distintas aporías que Aristóteles desarrolla en el libro III de la Metafísica (divididas en tres bloques: en torno al objeto de la filosofía primera, en torno a las sustancias y en torno a los primeros principios), a la vez que se localizan las posibles soluciones a ellas dentro de la misma obra, organizadas en torno a la noción de ousía como forma (eîdos).

La solución a todas ellas parte de una primera pregunta fundamental: tí tò ón;, ¿qué es lo ente? A partir de esta pregunta, el Estagirita elabora un complejo sistema conceptual y doctrinal estructurado en torno a las nociones de ser, substancia y forma, que tiene por objeto desarrollar las respuestas pertinentes a fin de superar las aporías heredadas de la tradición, una tradición marcada fundamentalmente por la presencia de la filosofía platónica. Antes de abordar la solución concreta dada a las aporías, veremos los pasos dados por Aristóteles en esa dirección, que fundamentalmente se reducen a dos: 1) de entre los muchos modos de decirse que algo es, el modo primero corresponde a la substancia; 2) de entre los diversos modos en que cabe entender la substancia, el modo primero corresponde a la forma o esencia.

Artículo (pdf): Javier Aguirre, La forma aristotélica y la solución de las aporías del libro Beta.
En: Eidos: Revista de Filosofía, Nº. 12 (2010), pags. 158-200

Abstract: El núcleo de la filosofía aristotélica a partir del cual se replantean las grandes cuestiones metafísicas que abordaron por los pensadores anteriores, fundamentalmente Platón y los filósofos de la Academia, se estructura en torno a las nociones de ser (einai, tò ón), substancia (ousía) y forma (eidos, tò tí en einai), largamente tratadas por el Estagirita en los libros centrales de la Metafísica. De la correcta interpretación de dichas nociones depende en gran medida la comprensión de las soluciones aportadas por Aristóteles a las cuestiones aporéticas enunciadas y desarrolladas por el filósofo en los tratados Beta y Kappa 1-2, y estructuradas en torno al objeto propio de la filosofía primera, a la determinación de las substancias existentes, y a la determinación de la naturaleza de los primeros principios de la realidad.

Palabras clave: Beta, Kappa 1-2, aporía, ser, substancia, forma.

Artículo (pdf): F. León Florido, “kaí kathólou hoútos hóti prôte. P. Aubenque / A. de Muralt: una polémica conceptual sobre la metafísica aristotélica”

11/08/2010 2 comentarios

Artículo de Francisco León Florido en donde se expone el conflicto interpretativo que, a propósito de la Metafísica de Aristóteles, existe entre las lecturas de Pierre Aubenque (especialmente en su El problema del ser en Aristóteles) y André de Muralt (entre otros sitios, en su artículo Comment dire l’être? Le problème de l’être et de ses significations chez Aristote, publicado un año después de la obra de Aubenque), centrándose, principalmente, en las posiciones de uno y otro en torno a la doctrina de la analogía. El artículo es útil para estar al tanto de la polémica, pero no trasciende los límites de la comunicación doxográfica de ella.

El estatuto que le concede Aristóteles a esta anunciada ciencia “universal porque primera” (kaí kathólou hoútos hóti prôte) plantea, en efecto, un problema que divide a los aristotelistas en dos grupos relativamente bien definidos. El dualismo está hoy eminentemente representado por la influyente obra de Pierre Aubenque, quien ha consagrado una visión abierta de la filosofía aristotélica, opuesta a la versión tradicional procedente de la escolástica. Aubenque escinde la investigación físico-ontológica de la investigación teológica, concluyendo el carácter “aporético”, no sistemático y problemático de la metafísica aristotélica. Frente a esta interpretación aporética se encuentran los investigadores que defienden una interpretación unitarista, quienes, dentro de una amplia gama de matices, han tratado de fundar una imagen más o menos sistemática del pensamiento aristotélico.
Retomamos aquí este debate entre unitaristas y dualistas, a partir de una lectura de la metafísica aristotélica vertebrada sobre la analogía del ser, tal como ha sido defendida por André de Muralt, en polémica con la enérgica negación por parte de Aubenque de la existencia de tal doctrina en los textos del propio Aristóteles.

Artículo (pdf): F. León Florido, kaí kathólou hoútos hóti prôte. P. Aubenque / A. de Muralt: una polémica conceptual sobre la metafísica aristotélica.
En: Anales del Seminario de Historia de la Filosofía, Vol. 19 (2002): págs. 197-225.

Abstract: En este artículo nos ocupamos de la polémica conceptual entre la lectura de la metafísica de Aristóteles que hace el profesor suizo André de Muralt, que se vertebra sobre la doctrina analogía del ser, y la interpretación de Pierre Aubenque, que defiende una interpretación aporética, que niega la presencia de tal doctrina en los textos aristotélicos. Esbozaremos, por tanto, dos imágenes muy distintas del pensamiento aristotélico. El Aristóteles de Aubenque es un filósofo que fracasa en su pretensión científica y que acaba reconociendo la imposibilidad de unificación de la ciencia física y la ciencia de los principios, inaugurando un pensamiento del límite y del ideal inalcanzable de la perfecta univocidad, lo que constituye el problema del ser que no alcanza una solución. El Aristóteles de Muralt es el artífice de la invención del discurso metafísico, que se estructura sistemáticamente, proveyendo los temas, los conceptos y las grandes líneas de fuerza que en su desarrollo analógico impulsarán el nacimiento de las diversas formas del pensamiento occidental.

Palabras clave: aristotelismo, polémica conceptual, teología, analogía, sistema, método

A %d blogueros les gusta esto: