Archive

Posts Tagged ‘Interpretación’

Entrevista (html): M. Ferraris y G. Vattimo, “¿Seguimos siendo postmodernos?”

30/03/2012 Deja un comentario

Entrevista realizada por Maurizio Ferraris a Gianni Vattimo, publicada en la revista Ñ. Ambos conversan desde puntos de vista diferentes, discutiendo sobre los aspectos actuales de la teoría postmoderna. La traducción corre a cargo de Cristina Sardoy.

Hace once años, mi dorado librito La sociedad transparente tuvo una segunda edición con un capítulo agregado escrito después de la victoria de Berlusconi en las elecciones. Yo ya constataba la “desilusión” a la que te referís; y reconocía que si no se daba esa prescindencia de la perentoriedad de lo real que había prometido el mundo de la comunicación y los medios masivos contra la rigidez de la sociedad tradicional, era sólo a causa de una permanente resistencia de la “realidad”, pero justamente en la forma del dominio de poderes fuertes (económicos, mediáticos, etcétera). Por lo tanto, toda la cuestión de la “desmentida” de las ilusiones posmodernas es sólo una cuestión de poder. La transformación posmoderna alcanzada realistamente por quien consideraba las nuevas posibilidades técnicas no se logró. De este “hecho”, me parece, no debo aprehender que el modernismo es una mentira; sino que estamos a merced de poderes que no quieren que la transformación sea posible. ¿Cómo confiar en la transformación, empero, si los poderes que se le oponen son tan fuertes?

Entrevista (html): Maurizio Ferraris y Gianni Vattimo, ¿Seguimos siendo postmodernos?

Artículo (pdf): A. M. Faerna, “Problemas de comunicación: del «Menón» a los «Encuentros en la Tercera Fase»”

08/06/2011 2 comentarios

Artículo de Ángel Manuel Faerna que intenta examinar la noción que manejamos de comunicación de la mano de dos «experimentos mentales» en los que el «otro» nos sale al encuentro, el esclavo del «Menón» y los alienígenas de «Encuentros en la tercera fase». Estos «experimentos» al situarnos en un grado máximo de alteridad, desembocan en el reconocimiento de las condiciones mínimas que exigimos en lo que entendemos por «comunicación». En ambos casos, el ámbito mínimo de reconocimiento no pasa por una serie de contenidos comunicables, sino por un dispositivo formal de índole matemática: la geometría y la música.

Mi esperanza de que el paralelismo tan irreverente que vengo apuntando no sea una completa temeridad se deposita casi por entero en una coincidencia que difícilmente puede ser casual: el experimento de comunicación de Platón se apoya en el lenguaje de la geometría, el de Spielberg en el lenguaje de la música. La identidad profunda entre ambos, por supuesto, radica ya desde Pitágoras en la esencia matemática de sus códigos: números que expresan el espacio, números que expresan el tiempo. Espacio, tiempo, número: ¿qué otro vocabulario podría abrirse mejor hacia la condición de lingua franca universal?
La opción de los autores de ambas historias por lenguajes matemáticos tiene su razón de ser en la ausencia de contenidos comunicables a nosotros que están obligados prima facie a atribuir al alienígena –al hipotético «otro» radical que su imaginación construye– dentro del experimento mental, si éste ha de servir a su propósito. El lenguaje matemático es el lenguaje máximamente abstracto: allí donde no hay contenidos que comunicar aún podemos comunicar las formas, las estructuras, los esquemas con los que pensamos esos contenidos.

Artículo (pdf): Ángel Manuel Faerna, Problemas de comunicación: del «Menón» a los «Encuentros en la Tercera Fase».
En: Daímon. Revista de Filosofía, nº 25 (2002), 131-144.

Resumen: Si la comunicación exige un núcleo mínimo de significados compartido. entonces sólo es posible la comunicación con el que ya es semejante. Sin embargo, el experimento mental casos límite (el esclavo en el mundo griego. el extraterrestre en la cultura popular contemporánea) muestra que esa semejanza inicial es esencial­mente indeterminada en cuanto a sus contenidos, y que la comunicación en lugar de presuponer unas condiciones mínimas de reconocimiento, crea en su propio ejercicio la comunidad de significados, alterando de este modo la naturaleza previa de los interlocutores.

Palabras clave: alteridad, comunicación, empa­tía, interpretación, significado, traducción.

Artículo (pdf): A. Alvarez Gómez, “Interpretación y texto. El modelo de Gadamer ante el modelo de Aristóteles y sus comentadores”

31/03/2011 3 comentarios

Artículo de Ángel Álvarez Gómez que contrapone el modelo de lectura de Gadamer y el de Aristóteles y sus comentadores (Averroes y Tomás de Aquino), centrando la diferencia en el modelo de «cientificidad» dominante en un contexto y el otro, a partir de un texto de Aristóteles del Di Caelo y de un artículo de Gadamer que ya hemos comentado aquí. La parte dedicada a Gadamer es sustancialmente muy escasa y quizá tiene la pretensión de servir más como un apunte para la investigación, pero la sección dedicada al modelo aristotélico es muy detallada y muy aprovechable.

Me propongo mostrar la distancia de modelo hermenéutico entre Aristóteles y sus comentaristas y Gadamer, a fin de precisar mejor la dimensión que tengan las propuestas de éste. Que pertenecen a épocas distintas lo testifica el paso de los siglos, que las épocas representan concepciones diferentes y hasta opuestas es generalmente reconocido. Me atrevo a representar la situación en la que filosofa Gadamer —la misma en la que nos encontramos nosotros— como Ovidio vio al inicio de sus Metamorfosis el caos nicial: todo se ha vuelto inestable, el mar —objeto de tantas representaciones filosóficas— no se puede cruzar a nado, al aire le falta la luz, a nada le queda la forma que hace que sea lo que es y todas las cosas chocan con todas las cosas. Nada de esto es necesario probar, tampoco ha ocurrido por casualidad; pero es preciso tenerlo presente. Muchos sacarán la consecuencia de que pierde todo interés mirar al pasado, carear concepciones, abrir el futuroaprendiendo algo de lo que ya fue . Mi planteamiento es otro. Creo que la confrontación ayuda a precisar la visión y que la filosofía está en su historia. Cuando de enfi-entarse a una misma tarea se trata será, pues, útil exponer cuáles son las reglas y cómo se hayan de aplicar en una u otra circunstancia. La tarea es la interpretación del texto, lo que cabe únicamente en el reconocimiento de que el texto es lo importante.

Artículo (pdf): Ángel Alvarez Gómez, Interpretación y texto. El modelo de Gadamer ante el modelo de Aristóteles y sus comentadores.
En: Endoxa: Series Filosóficas, Nº 20 (2005), pags. 87-136.

Resumen: Los problemas de relación entre el ser, el pensamiento y el lenguaje son tratados en el presente capítulo tomando como referencia el modelo de Aristóteles y sus comentadores Averroes y Tomás de Aquino y el modelo de Gadamer. Uno y otro pretenden superar las deficiencias o la crisis de la ciencia. En su respectiva configuración se pone en juego el destino del hombre, el sentido del saber, el lugar del texto, las estructuras originarias de la verdad y la comprensión y el valor de la tradición. La confirontación de modelos, que merece ser explorada en detalle, ilustra la diferencia de épocas y abre perspectivas de reflexión para el presente.

Artículo (pdf): H.-G. Gadamer, “Texto e interpretación”

18/03/2011 3 comentarios

Artículo maduro de Gadamer donde desarrolla una noción hermenéutica de «texto», a la vez que precisa su posición respecto de la semiótica o el post-estructuralismo. Utilísimo para ponerlo en relación con otros artículos ya reseñados aquí de Vattimo o de Ricoeur.

En el marco de esta problemática general, el concepto de «texto» constituye un desafío peculiar. Se trata de un asunto que nos vincula, nuevamente, con nuestros colegas franceses o que, tal vez, nos separa de ellos. En todo caso, fue lo que me impulsó a replantear el tema «texto e interpretación». ¿Qué relación guarda el texto con el lenguaje.’, ¿qué elemento del lenguaje puede pasar al texto?, ¿qué es el
entendimiento (Verständigung) entre los hablantes y qué significa que podamos coincidir sobre unos textos o incluso que el entendimiento dé como resultado un texto común e idéntico para todos?, ¿cómo ha podido alcanzar el concepto de «texto» un ámbito tan universal? Para todo el que tenga en cuenta las tendencias filosóficas de nuestro siglo, resulta evidente que este tema significa algo más que una reflexión sobre la metodología de las ciencias filológicas. El texto es algo más que el título de un campo de objetos de la investigación literaria. La interpretación es algo más que la técnica de la exposición científica de los textos. Ambos conceptos han modificado radicalmente durante el siglo XX su rango en nuestros esquemas mentales y en nuestra concepción del mundo.
(…)
El avance metodológico resultante de estas observaciones sobre el lenguaje consiste en que el «texto» debe entenderse aquí como un concepto hermenéutico. Esto significa que no se contempla desde la perspectiva de la gramática y de la lingüística, es decir, como el producto final al que apunta el análisis de su producción
con el propósito de aclarar el mecanismo en virtud del cual funciona el lenguaje en cuanto tal, prescindiendo de todos los contenidos que transmite. Desde la perspectiva hermenéutica —que es la perspectiva de cada lector—, el texto es un mero producto intermedio, una fase en el proceso de comprensión que, en cuanto tal, encierra sin duda cierta abstracción: el aislamiento y la fijación de dicha fase.

Artículo (pdf): Hans-Georg Gadamer, Texto e interpretación.
En: Cuaderno gris, Nº. 3 (1998), pags. 17-42.

A %d blogueros les gusta esto: