Archivo

Posts Tagged ‘Aida Míguez Barciela’

Libro: A. Leyte (ed.), “La historia y la nada. 14 ensayos a partir del pensamiento de Felipe Martínez Marzoa”

21/02/2018 Deja un comentario

lahistoriaylanadaColección de artículos editada por Arturo Leyte a modo de homenaje a Felipe Martínez Marzoa. Se trata de una recopilación de artículos que busca ofrecer una muestra del influjo del pensamiento del homenajeado en la investigación filosófica actual. Más allá del prólogo y del epílogo del editor,  la incidencia de Marzoa se revela ambiental, más que tematizada, y los diferentes artículos componen una ejecución coral que visualiza el influjo y la fecundidad del pensamiento de ese autor. El quicio y la oposición entre Grecia y Modernidad, como no podía ser menos, constituye el eje principal del libro, así como del pensamiento de Marzoa, de forma que gran parte de los artículos exploran esa cuestión de un modo u otro. Pero entonces aparece la variedad y cada una de las aportaciones se dirige hacia un nombre u otro, hacia un texto diferente, y ese eje central entonces se dispersa y cobra su verdadero sentido hermenéutico.

Libro: Arturo Leyte (editor), La historia y la nada. 14 ensayos a partir del pensamiento de Felipe Martínez Marzoa.

En: La Oficina de Arte y Ediciones, Madrid, 2017, 297 págs.

Contraportada:

Los textos recogidos en este volumen constituyen un homenaje a la obra de Felipe Martínez Marzoa. Cada uno de ellos puede ser leído de modo independiente. Su índice, sin embargo –sin rótulos temáticos que orienten previamente su lectura– oculta un orden. Este gesto reitera el homenaje a una obra para la que la historia de la filosofía nunca fue considerada una unidad lógica ni cronológica ya constituida, sino una misma cosa caracterizada desde la interrupción y la pérdida. En este sentido, la actualidad de los textos no procede del tema ni de la época, con independencia de que se trate de Grecia o de la modernidad, sino del modo de interpretarlos.

Los textos responden también al título del libro, aunque no obligatoriamente a la pretensión que lo orienta: nombrar bajo una sola fórmula el trayecto del autor al que se rinde homenaje. La historia y la nada tendría que ser leído a partir de esa “y” que une los dos nombres; a partir precisamente del momento en que se produce su intersección completa, quizá cuando por lo tanto uno de los nombres ya sea redundante y solo quepa referirse a la historia o a la nada.

Índice:
  • Arturo Leyte: A propósito de este libro (Prólogo del editor)
  • Aida Míguez Barciela: A propósito de “Of Suicide”
  • Eulàlia Blay Montmany: El círculo
  • Anna Roense: Los asuntos de Clitemnestra
  • Lucas Díaz López: ¿Quién es el Sócrates de Platón? Una lectura de la Apología de Sócrates
  • Josu Zabaleta Imaz: Belleza y teoría en el discurso aristotélico de lo práctico
  • Guillermo Villaverde López: Consideraciones en torno a la noción de estructura y la época moderna
  • José M. García Gómez del Valle: La “tesis” de Kant sobre el ser
  • María José Callejo Hernanz: La unidad absoluta de un fenómeno
  • Paloma Martínez Matías: Hasta el umbral. Heidegger, Hölderlin y el decir del ser
  • Íñigo Galzacorta: Tomar al fin en serio la metafísica
  • Jorge Álvarez Yágüez: Democracia y nacimiento de la política
  • Carlos Fernández Liria: Modernidad y capitalismo
  • Alberto Moreiras: Distancia infrapolítica
  • Guillermo García Ureña: Vía muerta
  • Arturo Leyte: FMM: una fotografía de su obra (Epílogo)
Anuncios

Libro: A. Míguez Barciela, “Talar madera. Naturaleza y límite en el pensamiento griego antiguo”

30/01/2018 1 comentario

talarEn este libro, la autora recorre, a través de las odas de Píndaro, pero también pasajes de la Ilíada o la Odisea, el arco conceptual que dibuja la noción de “naturaleza” en el pensamiento griego como aquello que es “dejado atrás” y, en ese sentido, de límite que siempre retorna como tal. A partir del marco de pensamiento desarrollado por Felipe Martínez Marzoa, se analiza la cuestión de lo divino, lo otro o la ausencia en la Grecia antigua, contraponiéndola siempre al planteamiento nihílico moderno (ilustrado aquí en su penúltimo capítulo por el “Sobre el suicidio” de David Hume).

Si la riqueza sugiere nivelación, igualación, indiferenciación, tiene que haber algo que quede por encima de la riqueza misma. No hay “el dinero por encima de todo”, sino que todavía opera un marco limitante, de manera que, aun cuando se cuente con eso que para nosotros son conocimientos y posibilidades técnicas, allí mismo estas cosas no llegan a tener nunca un sentido “técnico”, pues la dominación tiene que contar con ciertos frenos -el bosque que permanecía oculto, las figuras femeninas que se resistían, los dioses que se vengaban, los escrúpulos “naturales” o “innatos”, con todas las ambivalencias implicadas-. Por otro lado, ese mismo marco antiguo es lo que, como hemos dicho, impide la igualdad de todos indistintamente y la participación de todos indiscriminadamente, por eso la pólis sigue siendo, a pesar de todo, una comunidad antigua. (p. 128)

Libro: AidaMíguez Barciela, Talar madera. Naturaleza y límite en el pensamiento griego antiguo.

En: Oficina de Arte y Ediciones, Madrid, 2017. 135 págs.

Contraportada:

¿En qué sentido la pólis comporta una ruptura con el bosque y la naturaleza? ¿Qué mencionan exactamente physis y hyle? ¿Qué se juega en el proyecto de construir templos para los dioses, despejar espacios de reunión para los hombres y reconocer la ley de la comunidad? Talar madera desarrolla estas y otras cuestiones a través de la exégesis de determinados textos de la Grecia arcaica y clásica (Homero, Píndaro y Sófocles). Lo que se descubre son problemas que transcienden la validez de compartimentaciones tales como estética, ética y ontología, si bien el libro pretende arrojar luz sobre asuntos que tradicionalmente se han clasificado bajo estas categorías.

Índice:

  • Prólogo
  • Presencia y distancia
  • Dioses y ontología
  • Bosques, monstruos y soledades
  • La virgen y el “arquegeta”
  • La isla, el templo y la pólis
  • Los oficios de Apolo
  • Inciso sobre las odas
  • Olvidando a Filoctetes
  • Pérdidas y liberaciones
  • Epílogo: Holzfällen

***

Entradas relacionadas:

Artículo (pdf): A. Míguez Barciela, “Acerca del comienzo de la Odisea”

24/01/2012 3 comentarios

Artículo de Aída Míguez Barciela que interpreta el comienzo de la Odisea, extrayendo de él una lectura del conjunto del poema en la línea de su interpretación de la Iliada (basada a su vez en las tesis de Felipe Martínez Marzoa sobre los géneros poéticos griegos). Se da, asimismo, una interpretación del papel de la “telemaquiada” en el conjunto de la obra, así como de la necesidad del “retorno” de Odiseo al oîkos y la vinculación de éste con las mujeres. Transcribo la “acotación final”:

Odiseo ocupaba ya en la Ilíada un lugar no central pero sí prominente entre los mejores del ejército aqueo. Sus esfuerzos en Troya los dedica ante todo a garantizar el éxito de la empresa común, lo cual implica lealtad para con la comunidad, o sea, mantenerse fiel a su representante (por eso deshace sus pasos y vuelve con Agamenón aunque inicialmente había partido con Néstor, según el relato de este último en la Odisea).
A la vez, ya ese poema lo presenta como alguien capaz de aportar soluciones en momentos de dificultad. Es Odiseo quien detiene a los aqueos huyendo en desbandada; es él quien llama al orden de la vida cuando Aquiles actúa desde las prerrogativas de la muerte. Parecido a Néstor en su sobriedad y capacidad de mediación en los conflictos, pero sin la facilidad ni el pesado anclaje en el pasado, Odiseo es la figura que (a diferencia de Agamenón, famoso líder de ejércitos) tiene la casa de su parte y (a diferencia de Aquiles, hijo brillante de una diosa) vivirá una vida larga hasta el final de la vejez.
Odiseo no malogra su figura. No en vano el poema incorpora al final, una vez que la indefinición ha quedado superada, un makarismós no sólo del alma de Aquiles, sino también del propio Odiseo.25 Es entonces cuando comprendemos que la lucha por el retorno era una lucha por el alma, pues sólo con el cierre es posible la visión de conjunto, la irrupción del sentido, la constitución del alma.
«¡Estrella de la tarde! Todo cuanto la brillante aurora ha dispersado tú lo traes…» (Safo, fr. 104 LP). En la mañana, las cosas se separan y siguen cada una su camino; la tarde las junta de nuevo y las devuelve a su lugar. La Odisea, el canto del retorno, es también el canto de la tarde: la visión de cómo lo disperso se reúne.

Artículo (pdf): Aída Míguez Barciela, Acerca del comienzo de la Odisea.
En: Myrtia, nº 26 (2011), pp. 11-26.

Resumen: Observamos de qué manera la indefinición de la figura de Odiseo constituye el punto de partida para cantar su retorno a casa, retorno con el cual se establece su figura dentro del contexto de la perspectiva post-Troya peculiar a la Odisea. Un examen de ciertos aspectos de la visita de Atena a Telémaco en el canto primero así como de la reunión de la comunidad itacense en el canto segundo forma asimismo parte del interés de este estudio.
Summary: This paper attempts to show how the undecided situation of Odysseus constitutes the starting point to sing his homecoming, considering that return (nostos) establishes the overall figure of each hero in the context of the specific post-Troja perspective of the Odyssey. I also undertake an analysis of certain important aspects of Athene’s visit to Telemachus in the first book as well as of the community meeting in the second book.
Palabras clave: Alma, retorno, reunión, sentido, viaje.
Keywords: Meeting, return, sense, soul, wanderings.

Artículo (pdf): A. Míguez Barciela, “Píndaro y el límite de la abundancia”

05/07/2011 4 comentarios

En este artículo, Aida Míguez Barciela analiza la tercera oda pítica de Píndaro, desde la perspectiva de su marco epocal griego. Aquí os pongo varios enlaces al texto pindárico, en distintas lenguas:
-castellano: odas píticas
-inglés: tercera oda pítica
-griego antiguo: tercera oda pítica

El dios habita la lejanía celeste; el mortal mora entre cosas cercanas en las que, ocultamente, habita el dios. Todo eso cercano y conocido en lo que el hombre pretende hallar asiento y morada está atravesado sin embargo por la distancia inhóspita de lo divino, por más que ésta, habitual y cotidianamente, se mantenga albergada en cierto ocultamiento. Por esta razón, aquellos que han podido ver «en claridad» la presencia de los dioses la experimentan a la vez como muerte y destrucción: Sémele y Corónide conocen en la muerte la presencia del dios, que siempre es más de lo que el mortal puede resistir. Las figuras del decir griego muestran con su destino que el intento de romper con las cosas para encaminarse hacia la cuestión del ser sólo es efectivo si a la vez fracasa, si se muestra al mismo tiempo como desarraigo, pérdida y ruina. Esto vale para Corónide tanto como para Belerofonte y otras figuras que experimentaron más infinitamente la presencia del dios, y si ellas pertenecen esencialmente al canto del poeta ello obedece ni más ni menos que a la esencial problematicidad del canto mismo, pues el canto, el decir excelente, es excelente precisamente por su capacidad de decir las cosas haciendo sonar o buscando señalar aquello que, por no ser ya cuestión de cosas, sino eso en lo que consiste que haya en general cosas, no se deja aludir ni señalar, de ahí que las tentativas maneras de exponerlo estén atravesadas por la imposibilidad o la transgresión que el poeta contempla y rechaza en sus figuras.

Artículo (pdf): Aida Míguez Barciela, Píndaro y el límite de la abundancia.
En: Myrtia, nº 25 (2010), pp. 25-42.

Resumen: Interpretamos determinados versos de la tercera oda pítica, centrándonos en el amor de Apolo y el castigo de Corónide, así como en el arte médico de Asclepio y la manera de su muerte. Conectamos la sabiduría a la que exhorta el poeta con ciertos fragmentos de Heráclito, observando finalmente ciertos problemas de interpretación en el tema de la delimitación pindárica de la riqueza.

Palabras clave: Corónide, Asclepio, dioses, felicidad, transgresión, sufrimiento, saber.

Summary: Indem wir Apollos Liebe und die Strafe der Koronis zusammen betrachten, versuchen wir eine Auslegung einiger Aspekten der dritten pythischen Ode. Es ist dabei zu beachten, welchen Sinn die Todesart von Asklepius, dem Heros der Heilkunst, im Gedicht hat. Wir verbinden auch dasjenige Wissen, zu dem der Dichter aufruft, mit Fragmenten von Heraklit. Schließlich deuten wir den pindarischen Versuch, den Reichtum irgendwie eingrenzen zu können.

Stichwörter: Koronis, Asklepius, Götter, Glück, Transgression, Leiden, Wisen.

Artículo (pdf): A. Míguez Barciela, “La dualidad de Aquiles y Agamenón en la trama de la Ilíada”

19/11/2010 3 comentarios

Artículo de Aida Míguez Barciela donde a partir del canto XVI de la Iliada se analiza la relación Aquiles-Agamenón como estructura de reconocimiento de lo siempre dejado atrás recurrente dentro del poema. Otros artículos reseñados (y su tesis doctoral) de la misma autora en torno al poema homérico, los podéis encontrar aquí.

¿Por qué ni siquiera Aquiles es capaz de experimentar la condición de μεταναστης sin sentir a la vez rechazo, miseria y dolor? ¿Por qué el viaje hacia ninguna parte no puede en ningún caso ser afirmado positivamente como viaje? Tal vez por eso tan grave de que el reconocimiento del juego mismo sólo ocurre en virtud de una distancia, pero de una distancia que, por serlo precisamente frente al juego en su conjunto, es la distancia radical, frente a todo, por tanto, la miseria, la falta de consistencia, el hundimiento de lo óntico. La condición de Aquiles es una forma de hacer patente algo sobre lo que el juego mismo reposa, y, por ello, queda siempre ya atrás. Aun sin poder renunciar a ello y sin poder comprenderse sin ello, Aquiles tiene que sentir también él mismo una pretensión tal como desgracia y descalificación, actitud cuyo extremo opuesto podría quedar ilustrado por esos personajes de la presentación escénica de la comedia “Aves”, los dos atenienses triviales que, aun teniendo efectivamente un “en dónde”, deciden abandonarlo no para asentarse en algún otro ámbito, sino precisamente para buscar la ausencia de morada, para instalarse en la no‐instalación: en el aire que habitan las aves. Ellos buscan convertirse en lo que aquí nos hemos encontrado que Aquiles rechaza de la figura del μεταναστης, y son relevantes precisamente por emprender esa búsqueda. Por el contrario, nosotros, en tanto que habitantes de cierta estructura moderna, somos ajenos tanto al que ha abando‐nado su casa como al caminante que se ha puesto en marcha hacia ninguna parte: cuando de antemano uno se mueve ya en un ámbito uniforme e infinito, constatar la pérdida de las raíces resulta no ser constatación alguna, pues la pérdida que determina la irrelevancia de cualquier lugar de origen es lo que encontramos al analizar nuestro propio punto de partida; cuando lo obvio es la ubicación en el horizonte de lo que siempre sigue y sigue de manera siempre igual, es decir, la des‐ubicación misma, el “adónde” de la pertenencia es en todo caso cualquiera de los posibles, es decir, ninguno en particular. La posibilidad de la ruptura con el ámbito propio, esto es, la posibilidad del desarraigo, sólo es genuina allí donde en efecto se cuenta de entrada con vínculos y contenidos, esto es: en Grecia. Por ello mismo, la pregunta filosófica, es decir, el arrancarse de lo ente en su conjunto para preguntar algo así como “qué era ser” o “en qué consiste ser”, es, en primer lugar, un fenómeno griego. Una vez que la distancia implicada en que tenga lugar un ponerse‐en‐camino de estas características ya no es experimentada como pura distancia, como fracaso y miseria, sino como el establecimiento efectivo de algún otro ámbito, entonces ya no hay Grecia ni contenidos vinculantes ni posibilidad para la relevancia de un μεταναστης.

Artículo (pdf): Aida Míguez Barciela, La dualidad de Aquiles y Agamenón en la trama de la Ilíada.
En: Ágora : estudos clássicos em debate, Nº. 12 (2010), pags. 9-36

Resumen: Se proponen ciertas indicaciones hermenéuticas para la lectura del canto XVI de la Ilíada teniendo en cuenta no sólo los análisis estructurales de la trama, sino también el análisis fenomenológico de la dualidad entre las dos figuras protagonistas del poema: Aquiles y Agamenón.

Palabras clave: poder, comunidad, metanástes, insolencia, muerte.

Artículo (pdf): A. Míguez Barciela, “La problematización del ejercito aqueo en el canto II de la Iliada”

04/08/2010 2 comentarios

Artículo de Aida Míguez donde se interpreta el núcleo del libro II de la Iliada (vv. 1-483), la llamada “prueba” del ejercito aqueo, según la estructura de “retardación” problematizadora y profundizadora, que pone de relieve el fondo de lo buscado. Concluye con ciertas conexiones entre el contenido del poema homérico y algunos fragmentos de Heráclito.

En la prueba interviene decisivamente la contraposición «el uno» frente a «los muchos» en dos momentos sucesivos: en cuanto Agamenón habla al ejército en calidad de su representante, se pone a sí mismo como el «uno» que cree poder controlar a «los muchos» e incluso prever su comportamiento; en cuanto falla la prueba, el «uno» se queda en segundo plano frente a los «muchos», quienes demuestran el fondo de su ser tanto en la estrepitosa huida como en la hiperbólica figura de Tersites; a través del vuelco producido por esta última los «muchos» vuelven a ser sustituidos por el «uno», el héroe (que no es precisamente Agamenón), quien recupera su fuerza como líder legítimo y capaz.

Artículo (pdf): Aida Míguez Barciela, La problematización del ejercito aqueo en el canto II de la Iliada.
En: Ex novo: revista d’història i humanitats, Núm. 4 (2007).

Abstract: Intentamos en este texto una interpretación de la así llamada «prueba» del ejército aqueo (Il. 2, 1-483) en cuanto problematización tanto del estatuto de la «masa» en ese proyecto como del carácter de «representante» de Agamenón frente a ella. La figura narrativa de la «retardación» y el problema hermenéutico del «casi» homérico se incluyen en la interpretación.

PD: otros post de artículos de Aida Míguez, donde contínua con esta línea hermenéutica:

Artículo (PDF): A. Míguez, “Comunidad y desarraigo. Aproximación al fenómeno pólis”

“Problemas hermenéuticos en la lectura de la Iliada” (PDF), tesis de Aida Míguez Barciela, y otros artículos suyos.

Artículo (PDF): A. Míguez, “Comunidad y desarraigo. Aproximación al fenómeno pólis”

11/05/2010 5 comentarios

En este artículo de Aida Míguez Barciela se analiza el fenómeno pólis en su especificidad griega desde la comprensión de su pertenencia a otros fenómenos griegos, como lo es el del “decir relevante” de Homero. Un análisis del “contenido” de la Iliada, en particular de la figura de Aquiles (la figura del heroe), conducirá a la comprensión del proyecto pólis como reconocimiento del nómos, esto es, de la parte asignada, de aquello que hace que esto sea esto y aquello aquello.

La imposibilidad de quedarse sin vínculo alguno o, lo que es o mismo, el carácter problemático de un distanciarse frente a todo contenido, es sentida en Grecia todavía como miseria y callejón sin salida. Esto es así porque, como hemos dicho, allí la cosa todavía tiene su dios, todavía guarda en sí un fondo impenetrable, un fondo que siempre se escapa y rehúsa la tematización. Porque todavía hay dios en la cosa, todavía se es consecuente con que el ser no es un ente ni es explicable a partir de ningún ente, de ahí que toda referencia a él sea viable sólo si acontece en forma de ruina y de desgracia. Dicho de otra manera: en Grecia la cuestión ontológica tiene lugar esencialmente como pérdida y caída de nuevo en el plano óntico, como retorno al primario estar cabe las cosas y escaparse siempre de nuevo la presencia del dios, del ser que habita ocultamente cada cosa.

Artículo: Aida Míguez Barciela, Comunidad y desarraigo. Aproximación al fenómeno pólis.
En: ISEGORÍA. Revista de Filosofía Moral y Política, Vol. 40 (2009), págs. 203-219.

Abstract: Se contempla el rasgo definitorio del acontecer que llamamos «Grecia» desde dos vías confluyentes: el decir excelente griego (en especial el épos homérico) y el proyecto pólis. Concluimos que tanto el uno como el otro están marcados por la pretensión de hacer relevante aquello siempre ya dado por supuesto, confrontándonos con la gravedad de esta pretensión el hecho de que la pólis perezca precisamente por mor de lo que ella misma es.

Palabras clave: hermenéutica, poesía, héroe, distancia, nómos, pólis.

A %d blogueros les gusta esto: