Archive

Archive for the ‘Modernidad’ Category

Libro: F. Martínez Marzoa, “No-retornos”

13/12/2015 1 comentario

no retornoSiguiendo la línea de sus anteriores producciones, Felipe Martínez Marzoa ejecuta en este libro una labor de interconexión y de distanciamiento de una serie de momentos hermenéuticos de nuestra historia, empezando por el “cristianismo terminal” de fray Luis,  Santa Teresa o San Juan de la Cruz, para pasar a comentar poemas de Celan o algunos momentos de la Ilíada y la Odisea, entre otros textos, y terminar con una lectura de obras protomodernas como Hamlet, Macbeth o el Fausto de Goethe.

Puede consultarse  una bibliografía sobre el autor en el siguiente enlace:

Bibliografía Felipe Martínez Marzoa

Había quedado ya clara la desconfianza del autor, no hacia el método (al que se atiene estrictamente), sino al discurso metodológico (incluido el que el propio autor pueda haber practicado anteriormente). El método se muestra ejerciéndolo. La selección de calas interpretativas es la que en este momento se ha considerado adecuada para esa mostración, y ello vale también para la determinacion del orden en el que se las presenta, el cual no es ninguno de los que pudieran justificarse antes de empezar a leer, y quizá tampoco de los que, una vez efectuada la lectura, pudieran necesitar de justificación. (p. 7)

Libro: Felipe Martínez Marzoa, No-retornos.

En: Abada, Madrid, 2015, 132p.

Contraportada: La elección de pasajes, sólo en parte arbitrariamente constituida, mediante la cual se determina (y esto sí de manera general) que no hay retorno resulta ser a la vez aquella por la cual se establece en qué consistiría que lo hubiese y aquella a la que subyace una definición del retorno. Como siempre, esto se hace mediante una selección de bloques hermenéuticos especialmente implicados.

Índice:

Prólogo

1.-Más sobre cristianismo terminal

2.-Más sobre tardomodernidad

3.-Inciso griego

4.-Otra vez Kant

5.-Apéndice

6.-Protomodernidad

7.-Epílogo con Goethe

Libro: Felipe Martínez Marzoa, “Polvo y certeza”

14/11/2015 3 comentarios

Polvo_y_certeza_-_Portada_(390)Este libro supone la enésima incursión de Felipe Martínez Marzoa en la Modernidad, prolongando los análisis de Hume contenidos en su Pasión tranquila o en la parte final de su Distancias. .En concreto, se habla sobre todo de Spinoza, pero también de Hume, de Kant, e incluso en su capítulo final se realiza una interpretación de algunos poemas de Celan. Se profundiza así en los inicios de la modernidad, sin perder de vista la referencia a la condición tardomoderna de la caracterización.

Puede consultarse  una bibliografía sobre el autor en el siguiente enlace:

Bibliografía Felipe Martínez Marzoa

Había algo que procedía de la pedante denominación “cuestión del ser” y en lo que, por nuestra parte y hablando en especial de la Grecia clásica y arcaica, identificábamos ya unos con otros fenómenos en principio diversos: la cuestión del decir excelente, el proyecto nómos-pólis, el intercambio “interno”, etcétera. La modernidad resultó ser esa “misma” cuestión sólo que producida sobre un horizonte determinado por las consecuencias de que la “misma” ya se hubiese planteado alguna vez, con lo cual ya no podía ser la “misma”. Este carácter tardío de la modernidad ha resultado tener que ver con que algo en lo que encaja la denominación “tardomodernidad” haya de ser algo muy peculiar. Insistamos en que, en efecto, responde a ese nombre y no a “post-” alguno. Por ejemplo: el concepto fuerte de estructura sólo es posible sobre base moderna, “aunque” (o quizá en concordancia con que) sea el concepto que permite sospechar lo “otro” (precisamente como otro, no absorbiéndolo en una concepción de “la historia”  o algo así; otro ejemplo: la cuestión por la que la lógica y la matemática tardomodernas son puestas en marcha es sustentada por una (por fin explícita) mala lectura de Kant, mala lectura cuyo mérito (el mérito de su explicitación) es que obliga a fijarse e intentar leer bien lo que ha sido mal leído. (pp. 8-9)

Libro: Felipe Martínez Marzoa, Polvo y certeza.
En: Abada, Madrid, 2014 , 115 págs.

Contraportada: “Modernidad” ha resultado ser el nombre de algo marcado por su carácter intrínsecamente tardío o secundario. En estas condiciones resulta no ser nada inocente el que uno se haya visto llevado también a hablar de “tardomodernidad”. La exploración de esta conexión se hace aquí a través de la interpretación de determinados autores y bloques de textos.

Índice:

Prólogo.

1.Ser y finitud.

2.Existencia . Spinoza, I. Hume.

3.Spinoza, II.

4.Spinoza, III.

5.Spinoza, IV.

6.Inciso kantiano.

7.Vuelta.

8.Lo civil.

9.Tres apéndices.

10.De nuevo Kant.

11.Tardomodernidad.

Video (youtube): Mª. J. Callejo, “«El sentido de la política es la libertad». El concepto arendtiano de lo político entre I. Kant y C. Schmitt” (Intervención en el congreso ¿Qué libertad?)

07/03/2014 2 comentarios

Video (youtube): Gadamer narra la historia de la filosofía (completo)

28/08/2013 7 comentarios

Video (youtube): F. Duque, “De la duda metódica a la desesperación cumplida” (Fenomenología del Espíritu)

19/08/2013 1 comentario

Artículo (pdf): P. López Álvarez, “Biopolítica, liberalismo y neoliberalismo: acción política y gestión de la vida en el último Foucault”

08/07/2013 1 comentario

Artículo de Pablo López Álvarez sobre el último Foucault y sus análisis sobre el neoliberalismo en el marco de un replanteamiento de la noción de biopolítica. Se analiza las diferencias de planteamiento de las relaciones entre la política y el mercado que existen entre los modelos liberales clásicos y el pensamiento neoliberal del último tercio del siglo XX, detectándose en este último una marcada voluntad anti-intervencionista que vincula la racionalidad estatal con el surgimiento de los totalitarismos europeos. En un artículo anteriormente comentado en este blog, el autor, siguiendo a Neumann, ha proporcionado los fundamentos para entender las raices ideológicas de esa vinculación que, por lo demás, se extiende más allá de los límites del pensamiento neoliberal.

El diagrama de poder que se traza con estos elementos permite, finalmente, discutir el lugar que el Estado ocupa en las formas contemporáneas de crítica del poder, al mostrar que esta nueva racionalidad política se propone «gobernar con la máxima seguridad el mercado y los procesos vitales de la población limitando al mínimo la acción directa del Estado» (Vázquez, 2005, 80). Foucault inscribe en este punto su juicio sobre la fobia al Estado (la phobie d’État) que caracteriza a determinadas posiciones de la crítica social, que convierten en eje de su discurso político la denuncia del poder y de las acciones del Estado. El Estado aparece aquí como una suerte de universal al que se atribuye un dinamismo evolutivo constante y entre cuyas formas –Estado administrativo, Estado benefactor, Estado burocrático, Estado fascista, Estado totalitario– se aprecia una continuidad o parentesco genético.Ignorando el carácter no sustancial del Estado, que ha de pensarse más bien como resultado de la condensación, históricamente diferenciada, de redes y flujos de poder móviles y heterogéneos, la crítica general al Estado se muestra a los ojos de Foucault como una moneda inflacionaria, que acrecienta «el carácter intercambiable de los análisis» y les hace perder especificidad, otorgando una misma base a la interpretación de fenómenos sociales diferentes e incluyendo «en una misma crítica» los campos de concentración nazis y las fichas de la Seguridad Social (Foucault, 2007, 148; 220). Pero sobre todo, esta crítica general al Estado, a su carácter violento, omnipresente y polimorfo, permanece ignorante de su propia genealogía,que remite a un dispositivo ideológico específicamente neoliberal, a un momento histórico preciso –los años 1930-1945– y a una intención explícita de deslegitimar el intervencionismo y el dirigismo políticos y, en general, de «criticar al socialismo» (Foucault, 2007, 221)

Artículo (pdf): Pablo López Álvarez, Biopolítica, liberalismo y neoliberalismo: acción política y gestión de la vida en el último Foucault.
En: Sonia Arribas, Germán Cano, Javier Ugarte (coords.), Hacer vivir, dejar
morir. Biopolítica y capitalismo,
Madrid, CSIC/La Catarata, 2010, pp. 39-61.

Resumen: En «Nacimiento de la biopolítica», curso impartido en el Collège de France en 1978-1979, Michel Foucault analiza las transiciones que se producen entre los diversos modelos históricos de gubernamentalidad desde el siglo XVIII (razón de Estado, liberalismo clásico, neoliberalismo contemporáneo). El presente artículo estudia las modificaciones que estas lecciones representan para la noción de «biopolítica», que se vincula a elementos centrales de la racionalidad neoliberal de gobierno (forma empresa, teoría del capital humano, Estado mínimo, razón de mercado) y a nuevas posibilidades de acción política.

Palabras clave: Foucault, gubernamentalidad, liberalismo, neoliberalismo, biopolítica, Estado.

Artículo (html): J. L. Pardo, “Pensadores, al tren”

13/05/2013 2 comentarios

Artículo de José Luis Pardo publicado en El País el 4 de mayo de 2013 donde analiza la célebre expresión hegeliana para la tarea de la filosofia (“poner su tiempo en conceptos”) y vincula esa conceptualización a la noción de Historia Universal, frente a la que destaca, con vistas a su centenario, a la figura de Albert Camus.

Pocas fórmulas han alcanzado un éxito tan unánime, a la hora de definir el trabajo intelectual, como la que Hegel puso en circulación para encargar su tarea histórica a la filosofía contemporánea: poner su tiempo en conceptos. Variaciones de ella son, sin duda, la idea del pensamiento como “diagnóstico epocal” de Nietzsche, la figura sartreana del “escritor comprometido” con su actualidad, el “reportaje filosófico” (al estilo del Eichmann en Jerusalén de Hannah Arendt), la “ontología del presente” postulada por Michel Foucault, el “periodismo metafísico” de Gianni Vattimo y, en general, la pretensión de “estar a la altura de los tiempos” por parte de los profesionales de la teoría. Sin embargo, raramente se recuerda que, al enunciar esta prescripción, Hegel era perfectamente consciente de su carácter problemático, que su repetición y vulgarización sistemática nos ha hecho perder de vista, ya que suponía conciliar dos instancias que desde la antigüedad estaban profundamente reñidas entre sí: la universalidad irrenunciable de la razón y la particularidad igualmente insobornable de los hechos históricos. Este antagonismo fue responsable de que, durante siglos, la historia no pudiera aspirar a ser otra cosa que “crónica de los acontecimientos” que ocurren, como decía Aristóteles, “unos después de otros”, y de que estos siempre resultasen miserables, brutales y descabellados cuando se los comparaba con los ideales abstractos de la razón.

Artículo (html): J. L. Pardo, “Pensadores, al tren”
En: Lengua y Literatura de Bachillerato… y otras cosas.

A %d blogueros les gusta esto: