Inicio > Contemporáneos, Deleuze, Grecia, Libros > Libro: M. Morey, “El orden de los acontecimientos. Sobre el saber narrativo”

Libro: M. Morey, “El orden de los acontecimientos. Sobre el saber narrativo”

De la mano de una distinción entre un saber de índole positivo-técnica y otro saber narrativo, el autor, Miguel Morey, va recorriendo distintos momentos de la historia y la literatura para llegar a delimitar la figura del nihilismo actual, como un momento histórico donde la distinción mencionada se encuentra prácticamente reducida a uno de sus polos, para descrédito del otro, el del saber narrativo. La época griega, el Robinsón de Defoe o El Señor de las Moscas son utilizados como etapas del recorrido.

Ante un acontecimiento como el cantado por Homero, y que podríamos recoger en su forma más pobre como “Patroclo ha muerto”, el filósofo se empeñará por descontextualizar los elementos que lo singularizan, desposeerlo de sus coordenadas espacio-temporales, desencarnarlo, y enfrentarse de ese modo con lo que de eterno (o ideal, si se prefiere: intempestivo) opera en el centro del acontecimiento. Su pregunta se dirigirá entonces hacia aquello que constituye el problema engarzado en el corazón del acontecimiento –hacia su sentido: aquello que nos permite reconocerlo como una cosa que pasa y cuyo pasar posible dormía ya en el seno del ser del lenguaje tanto como en el corazón en toda cosa. ¿Qué es el morir? –se preguntará entonces. Ni Patroclo ni Hector, ni lo pasado ni el futuro serán de su incumbencia –sino ese infinitivo, el morir, que constituye el problema que está continuamente por pensar.
Si nos preguntáramos ahora por cómo procede el narrador ante el acontecimiento, deberíamos reconocer que la proposición “Patroclo ha muerto” no es una lectura neutra o ingenua del acontecimiento, sino que es ya, a despecho de su carácter prosaico, una frase narrativa. Es posible que todavía no sea un cantar, pero ya es un contar –es efecto de una determinación narrativa del qué de lo que ocurre: átomo o embrión de un relato posible. Y narrar, entonces, no consistirá sino en desplegar las circunstancias, antecedentes y consecuencias de lo que esta sentencia nos enuncia.
Tanto el narrador como el filósofo, aunque sean diferentes sus estrategias discursivas, aspiran a la universalidad: al saber. Pero si el esquematismo que hemos propuesto fuera cierto habría que convenir, no sólo que el saber narrativo es históricamente anterior al pensar filosófico, como el mito precede al logos, sino que también lo es lógicamente –algo así como si el saber narrativo fuera el suelo inevitable para los vuelos de la lucidez. Y es que lo que da que pensar al filósofo no es el acontecimiento en el modo como hierve en el seno impreciso del devenir, sino que su asombro se levanta frente a la determinación narrativa de este acontecimiento — y su preguntar apuntará a lo que se dice que ha ocurrido: a los criterios de determinabilidad puestos en obra, desde un orden de los acontecimientos supuesto o implícito, para determinar de este modo y no de cualquier otro el qué de lo que ocurre.
Y es que el acontecimiento no es un dato originario, como podría suponerse en un momento de ingenuidad. Cualquier cosa que pasa no es un acontecimiento –no todo lo que (nos) pasa cuenta, ni merece ser contado. El acontecimiento presupone así una constitución de sentido previa, desde donde se decide qué es y qué no es un acontecimiento — desde donde se determina el qué de lo que pasa. El acontecimiento presupone cierto orden narrativo desde donde se lo acoge y a cuya medida se recorta, neutralizando algunos de sus rasgos y amplificando otros — es, ante todo, una unidad de sentido que subraya uno de los muchos perfiles que nos ofrece la multiplicidad siempre confusa del devenir. Y es el sentido de esta unidad, en su recurrencia eterna, lo que el filósofo interroga.
(pp. 36-37)

Libro: Miguel Morey, El orden de los acontecimientos. Sobre el saber narrativo.
En: Ediciones Península, Barcelona, 1988. 202 págs.

Contraportada: El orden de los acontecimientos constituye una reflexión sobre cierta imagen del pensamiento: aquel que se propone el esclarecimiento del presente, del sentido y el valor de las cosas que pasan. El mito del náufrago en su isla se nos presentará aquí como una figura fundadora en la genealogía de nuestra modernidad, que da razón del profundo nihilismo actual –el propio de una cultura que sabe que sus mitos son sólo eso: mitos.

Índice:

Del puro acontecer.

La gran ausente.
Grecia, de nuevo.
Amanecer en el desierto.
Verdades y mentiras.
Mito y logos (1).
Enigmas.
Mito y logos (2).
Genealogía de la lucidez.
Lo inesperado.
Un interrogante.
De filósofos y poetas.
En la Caverna.
Economía de la lucidez.
Una sospecha adicional.
Palabras de la tribu.
Pequeña historia de la verdad.
Sobre la mentira.
Pollà pseúdontai aioidoí.
La muerte de Patroclo.
De la videncia.
Cámara oscura.
Eppur
El poeta y el sabio.
Juego y violencia: la sentencia de Anaximandro.
¿Son todos los hombres mortales?
Q. E. D.
Sed magis amica veritas.
Teoría de la amistad.
La risa del cretense.
Sic.
Érase una vez.
Casi una parábola.
Llega el de la Triste Figura.
Sueños de un visionario.
La lógica de la ilusión.
Excessere omnes
La era del recelo.
Die Dichter lügen zu viel.
The meaning & the use.
De te fabula narratur.
Los despiertos y los dormidos.
La virtud griega.

Las enseñanzas de Robinsón.

El nómada y el náufrago.
La fábula del sentido común.
El tiempo recobrado.
¿Cautiverio o reinado?
El otro Robinsón.
Camino de Santiago.
El juego del Tarot.
Viernes, la isla y Dios.
La línea del horizonte.
Paideia.
Después de la Bomba.

La lógica del espantapájaros.

El Señor de las Moscas.
Aventura en la isla.
La Isla del Coral.
La estructura de la acción.
El gesto de Caín.
Unos y otros.
Sentido común y conciencia empírica.
Dos soberanías.
La lógica de la soberanía.
El espantapájaros.
En el principio era el crimen.
Última prórroga.

Anuncios
  1. Lupita
    10/10/2012 en 17:53

    Me gusta esta breve reseña. Sabes si aún se consigue este libro?

    • Lucas Díaz
      11/10/2012 en 17:18

      Hola Lupita. Pues no, no lo sé. Pero puedes buscar en Amazon o cosas así.
      Un saludo.

  1. 22/03/2012 en 13:30
  2. 23/03/2012 en 13:48
  3. 20/04/2012 en 12:15
  4. 20/04/2012 en 12:16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: