Inicio > Contemporáneos, Deleuze, Libros > Libro: J. L. Pardo, “El cuerpo sin órganos. Presentación de Gilles Deleuze”

Libro: J. L. Pardo, “El cuerpo sin órganos. Presentación de Gilles Deleuze”

En este libro, José Luis Pardo ofrece una nueva versión de la filosofía deleuziana, tras su temprano Deleuze: Violentar el pensamiento (Cincel, 1990; se reeditará próximamente en Pre-Textos). El título coincide plenamente con un ciclo de conferencias recientemente impartido por el mismo autor, de modo que es de esperar una continuidad en el tratamiento.

Lo que el lector va a encontrar a continuación no es una reconstrucción interna (aunque requerirá de él un estricto internarse en Deleuze sin condiciones ni restricciones) ni una interpretación externa (aunque se le pedirá también que se aleje de Deleuze hasta una distancia casi infinita), no pretende una inmersión en el pensamiento deleuziano en busca de su motivo fundamental, aquel aspecto nuclear desde el cual podrían explicarse todos los demás por encadenamientos simples o complejos, y tampoco un sacar a la superficie aquellas dimensiones de su pensamiento que nos resulten más útiles, más aprovechables o más compatibles con algún otro proyecto diferente del suyo (si es que pudiera hablarse de tal cosa) o simplemente con las necesidades de nuestro propio tiempo. En un sentido, es totalmente cierto que, como Deleuze decía, hay que confiar en el pensador a quien se estudia si se le quiere comprender, pero en otro esta fe resulta de todo punto inconveniente. Es nefasto, por ejemplo, tomar en serio aquello de la “caja de herramientas” (el autor de estas líneas espera que, como él, algunos de sus lectores estén literalmente hastiados de eso que alguien ha llamado “el IKEA del pensamiento”, que toma prestados elementos de aquí y de allá sin la menos consideración para construir monstruos teóricos que, a pesar de su prometedor aspecto, no solamente resultan inútiles sino además horribles y perniciosos para la salud intelectual) y, en general, es nefasto confiar en lo que podríamos llamar las recomendaciones explícitas de un pensador acerca de cómo hay qué pensar, o sea, aquellas indicaciones que se ofrecen a la comprensión del lector de forma aparentemente neutral e inmediata; hay que tener fe, sin duda, pero es necesario que sea una fe ciega: no hay que confiar en lo que el pensador dice, sino en lo que hace. “Seguir” a un pensador, incluso en el sentido de ser uno de sus seguidores, quiere decir seguir su movimiento, el movimiento de su pensamiento. Y esta algo exótica expresión –“seguir el movimiento”– a su vez no debe entenderse en el sentido de “seguir sus etapas”, las fases de su trayectoria, las notas de su melodía o los períodos de su argumentación, con sus variaciones, rupturas y matizaciones, como un espectador que fuera acompañando visualmente el recurrido de un móvil y nombrando o numerando los pasos (1, 2, 3, 4…); no se trata de seguir al móvil en su camino sino de seguir el movimiento (que es algo completamente diferente del móvil), el gesto que una y otra vez se perfila, se dibuja o se difumina sin el menor respeto por los pasos, las etapas, las fases o los puntos, y sin que importe cuál sea el argumento, el tema, el asunto o el problema “acerca del cual” se piensa (la fe iluminada, a diferencia de la ciega, sólo puede fijarse en ese “acerca del cual”). Al menos en el caso de Deleuze, esta observación es esencial, porque toda la originalidad de su pensamiento reside en ese gesto.

Libro: José Luis Pardo, El cuerpo sin órganos. Presentación de Gilles Deleuze.
En: Pre-Textos, Valencia, 2011. 305 págs.

Contraportada: El pensamiento de Gilles Deleuze ha sido uno de los grandes acontecimientos filosóficos de la segunda mitad del siglo XX: hoy ya no puede cabernos duda de eso, debido a la amplitud de la influencia de su obra, a la consistencia con la cual su pensamiento resiste los envites del presente, a su constante reaparición en cada recodo del camino intelectual de nuestro tiempo y, por si esto fuera poco, a la incesante marea bibliográfica que crece alrededor de su nombre a ambos lados del Atlántico. Este libro se propone seguir el movimiento del pensamiento de Deleuze, el modo en que elabora sus materiales y se desplaza de un problema a otro o su manera de construir o destruir las preguntas. Se podría llamar a ese gesto el estilo de un pensador, lo que hace que, incluso aunque desde el punto de vista de un análisis de contenidos su diferencia con otro sea pequeña, se encuentre sin embargo a años luz de distancia desde el punto de vista de su dinamismo característico. Leer a Deleuze es, en buena medida, hacer con él este recorrido experimental por el cual alcanzamos la capacidad de diagnosticar nuestro presente a fuerza de conectar con el movimiento que define la propia, irreductible y no siempre simpática novedad de nuestra época.

Índice:

Introducción: sobre el giro antropocéntrico.

I. EL SER EN CUANTO NO-SER
1. Invertir el aristotelismo (el ser del devenir).
2. Drama en tres actos (otros tiempos).
3. Acto primero: la otra escena (Deleuze y el problema de la expresión).
4. Acto segundo: la condición (tiempos modernos).
5. Invertir el kantismo (sin abandonarse al spinozismo).

II. EL DRAMA DEL TIEMPO
6. Lo intempestivo (el último relevo).
7. Acto tercero: la ficción (la Kehre de 1967).
8. Malos tiempos.
9. El pasado puro.
10. El porvenir puro.
11. Racionalidad y diferencia.

III. CONTRA LA HISTORIA
12. Coincidencias asombrosas.
13. The day Gilles met Félix.
14. El deseo a secas.
15. Idealismo y privatización.
16. Dos dificultades.
17. Poesía e Historia.
18. Un ejemplo salvaje.
19. Más allá del contrato social.
20. Motor inmóvil.

Anuncios
  1. Yolanda de la Torre Lozano
    13/12/2011 en 23:57

    Me gustarìa saber donde es la presentaciòn del libro. gracias.
    Facultad de filosofìa U de G.
    Pasante en filosofìa.

    • 14/12/2011 en 01:22

      Pues no lo sé, pero el libro lleva ya en tiendas unas semanas, de modo que es probable que ya haya sido.
      Un saludo.

  2. 14/12/2011 en 19:51

    muy buena lectura para la temporada de vacaciones, aprovechemos y cultivemos nuevamente el interès por la lectura.

  3. 24/12/2011 en 12:27

    Un texto olvidado, que dorm a en un estante de la biblioteca del Instituto de Literatura Argentina de la Facultad de Filosof a y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

  4. 14/09/2012 en 15:51

    An interesting discussion is worth comment. I think that you ought to write more about this
    subject, it may not be a taboo subject but generally people don’t talk about such topics. To the next! Best wishes!!

  1. 13/12/2011 en 21:48
  2. 14/12/2011 en 14:11
  3. 26/12/2011 en 16:48
  4. 17/01/2012 en 15:42
  5. 01/05/2012 en 16:51
  6. 14/05/2012 en 15:41
  7. 12/06/2014 en 12:47

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: