Inicio > Artículos, Contemporáneos, Videos > Artículo (pdf) y video (youtube): G. Bueno, “Conceptos conjugados”

Artículo (pdf) y video (youtube): G. Bueno, “Conceptos conjugados”

Artículo de Bueno de 1978 donde se intentaba delimitar la noción de “conceptos conjugados” para destacar la índole de ciertos pares conceptuales que presentan un rasgo de inseparabilidad e irreductibilidad. A continuación se proponían algunos miembros de esa familia, como reposo/movimiento, conocimiento/acción, sujeto/objeto, alma/cuerpo, etc.

Llamaremos «conceptos conjugados» a aquél círculo de pares dialécticos de conceptos tales que los términos (A/B) de cada par soportan alternativamente (disyuntivamente) el sistema completo de los esquemas de conexión (metaméricos y diaméricos) de que se hablará más adelante. La exposición disyuntiva de este sistema aplicada a cada concepto, puede llamarse la historia sistemática del mismo. (Historia que deberá en cada caso llevarse a cabo según los métodos propios de la filología). Según esto podemos definir los conceptos conjugados diciendo que son aquellos que tienen una historia sistemática similar en el sentido dicho. Por esto la noción de «conceptos conjugados» debe ser entendida, ante todo, como una noción denotativa, como un conjunto o familia de pares efectivamente dados en una determinada tradición cultural.

Artículo (pdf): Gustavo Bueno, Conceptos conjugados. (Versión html: aquí.)
En: El Basilisco, 1ª época, nº 1 (1978), páginas 88-92

Asimismo, esta es la tesela correspondiente a esta noción:

Por otro lado aquí os pongo la entrada correspondiente a esta noción en la enciclopedia filosófica Symploké:

Conceptos conjugados.
Expresión que se emplea para referirse a aquel conjunto de pares de conceptos cuyas oposiciones entre los términos de cada par no se dejan reducir a las oposiciones clásicas de contradictoriedad, contrariedad o correlación. Los conceptos conjugados son aquellos pares de conceptos cuyos términos (A/B) soportan disyuntivamente el sistema completo de los esquemas de conexión (metaméricos o diaméricos). Los esquemas de conexión metaméricos son aquellos que consideran los dos términos (A y B) como «globales». Pueden ser de yuxtaposición, reducción, articulación o fusión. En cambio, los esquemas diaméricos son esquemas de intercalación: las conexiones entre las partes homogéneas de A (a1, a2, …, an) se establecen a través de B, sin que se reduzcan a él. Digamos que B se ha “infiltrado” entre las partes de A.
Los conceptos conjugados se desarrollan en dos planos: en el plano fenomenológico-histórico y en el plano esencial, el cual constituye una superación del anterior puesto que en él se dan los esquemas de conexión válidos. En el primero tienen lugar los esquemas de conexión metaméricos, mientras que en el segundo se verifican los diaméricos.
Un ejemplo de par de conceptos conjugados es el de «reposo/movimiento». Hasta Galileo Galilei, los esquemas de conexión correspondientes a este par de conceptos se han interpretado como esquemas metaméricos: la reducción del movimiento al reposo propia del pensamiento eleático, la yuxtaposición aristotélica del ser inmóvil y el ser móvil, etc. Pero desde Galileo hasta Einstein, el esquema de conexión es diamérico: el reposo se concibe como una determinada relación entre cuerpos en movimiento.

Y también la entrada correspondiente en el diccionario filosófico de Pelayo García Sierra:

Conceptos conjugados.
Pares de conceptos A, B que mantienen una oposición sui generis (que no es de contrariedad, ni de contradictoriedad, ni de mera correlación) dada en el contexto de una conexión diamérica que explicaría la gran probabilidad (confirmada, en general, por la historia de tales conceptos) de que su conexión haya sido formulada según las diversas alternativas de un sistema de conexiones metaméricas típicas (yuxtaposición de A y B; reducción de A a B, o de B a A; fusión de A y B en un tercero; o articulación de A y B en terceros). La conexión diamérica característica por la que se constituyen los conceptos conjugados puede formularse considerando a esos conceptos, o al menos a uno de ellos, por ejemplo A, como si estuvieran fragmentados en partes homogéneas (a1, a2,… an), de suerte que las relaciones entre ellas mediante las cuales quedan enlazadas puedan servir de definición del concepto B. Los conceptos conjugados constituyen una «familia» no muy numerosa: alma/cuerpo, espacio/tiempo, conocimiento/acción, sujeto/objeto, materia/forma, reposo/movimiento, &c. Por ejemplo, el par de conceptos reposo/movimiento ha recibido todos los tipos de conexión metamérica: reducción eleática del movimiento al reposo, reducción heraclítea del reposo al movimiento, yuxtaposición aristotélica del Ser inmóvil y del Ser móvil (esquema que subsiste en las formulaciones antiguas del principio de la inercia: «un cuerpo permanece en reposo o en movimiento…); desde Galileo a Einstein el esquema de su conexión es diamérico, en el sentido dicho: el reposo será presentado como una relación entre cuerpos en movimiento que constituyen un sistema, ya sea de cuerpos con movimiento invercial o acelerado, pero definidos por los mismos vectores equipolentes, &c.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 05/08/2010 en 13:46
  2. 23/01/2016 en 22:47

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: