Inicio > Libros > Libro: J. L. Pardo, “La regla del juego. Sobre la dificultad de aprender filosofía”

Libro: J. L. Pardo, “La regla del juego. Sobre la dificultad de aprender filosofía”

La regla del juego es el libro que le valió a José Luis Pardo el Premio Nacional de Ensayo en el año 2005. Este libro supone una sistematización de su pensamiento, recogiendo y enlazando diversos artículos anteriormente publicados y añadiendo partes novedosas, sobre todo en relación a Platón y Aristóteles.
Recogiendo la aporía del Menón, entendida como la imposibilidad de aprender, el libro va recorriendo distintas versiones de esta aporía, mostrando a su través los diferentes aspectos de una estructura dual (juego 1-juego 2, poiêsis-práxis) y los problemas de su relación. Concebido como un libro “de filosofía”, esta obra es también una potente interpretación de los textos de Platón y Aristóteles, asi como no falta en ella la referencia a otros autores modernos, como Kant, Leibniz o Hegel, y algunos contemporáneos (la décima aporía, habla de “los niños terribles” de la filosofía: Foucault, Bataille, Blanchot, Deleuze, etc.).

El diálogo, de un modo parecido a como el poema se sostiene a flote mientras no coinciden plenamente lo prosódico y lo semántico, se mantiene vivo mientras existe una diferencia entre lo dialógico y lo diacrónico, mientras Sócrates puede diferir la hora de marcharse o de separarse de sus interlocutores, mientras puede escandir el tiempo rígido mediante una medida elástica e implícita; pero, así como el ritmo del verso puede describirse como un cierto ángulo de inclinación hacia la prosa que todavía no se identifica con ella, el tiempo “lógico” de los Diálogos platónicos puede describirse como una cierta pendiente o movimiento de caída hacia lo crónico que dura mientras pospone la última fecha del calendario que señalará su final, y que se entretiene dialogando mientras se dirige a ese día del año 399 antes de nuestra era, absolutamente rígido y no comprimible, en el cual se derramó la última gota de agua de la clepsidra de Sócrates. En este sentido, el diálogo (y la temporalidad elástica o flexible que le es propia) no solamente no resulta aniquilado o destruido por la temporalidad diacrónica, sino que sólo es posible enmarcado, encabalgado o invertido en ella, entre sus inflexibles y rígidos límites de principio y final, y su aparente “echarse a perder” es justamente su “tener lugar” del único modo en que ese tener lugar es posible, es decir, de modo (por así decirlo) implícito, en el medio, en la mitad o entremedias de dos límites rígidos, o sea, dejando multitud de puntos oscuros en los vericuetos de la argumentación o de agujeros de sinsentido en la narración de una biografía, puntos oscuros y agujeros de sinsentido que, lejos de ser objeciones contra la posibilidad de lograr aquello que el diálogo persigue (y que en nada se parece a una certeza absoluta que “superaría” el carácter hipotético de las premisas), constituyen el modo mismo en que se presenta y comparece, es decir, el modo en que se aparece en el presente lo que de ningún modo puede ser presente. (p. 284-5)

Libro: José Luis Pardo, La regla del juego. Sobre la dificultad de aprender filosofía.
En: Galaxia Gutemberg, Barcelona, 2004, 687 págs.

Contraportada: Este libro no pretende ser una introducción a la filosofía sino una iniciación en ella y, por tanto, una forma de recorrer desde nuestro presente sus problemas cardinales. “La dificultad de la filosofía -escribía Wittgenstein- no es una dificultad intelectual, como la de las ciencias, sino la dificultad de una conversión en la cual lo que se ha de vencer es la resistencia de la voluntad”. Desde hace 25 siglos, a esta conversión la llamamos aprender, y ya Platón decía de ella que sólo precisa un requisito: tiempo libre, tiempo de libertad, tiempo para la verdad. No es una exigencia fácil de cumplir sino todo lo contrario, a veces nos parece imposible. Pero lo propio de la filosofía es intentar lo imposible en “solamente díficil” -dificilísimo- y elevar a quienes la escuchan a la altura de la pregunta que el geómetra Teodoro dirigió a Sócrates en un momento, como el actual, de gran apuro: “¿Acaso no tenemos tiempo libre?”.

Índice analítico:

I. POIÊSIS (o del juego 1)

Primera aporía del aprender, o de leer y escribir

De lo imposible a lo dificilísimo.
¿Es posible escribir contra la escritura? – La memoria – La invitación – Decir y hacer ver – Enseñar a amar – La detención del movimiento – Lo inimitable – La sabiduría antigua – El que no escribe.

Segunda aporía del aprender, o de los maestros y profesores

Una alegoría de Wittgenstein – De la potencia al acto sólo hay un paso – ¿En qué instante se aprende? – Un territorio liberado – Juego sin reglas, reglas sin juego – La aporía andante.

Tercera aporía del aprender, o del saber de memoria.

De lo infalible a lo inflexible.
Lo que dura un recuerdo – El juego del Otro – Aprender a coscorrones – Regla de la distinción entre lo elástico y lo rígido.

Cuarta aporía del aprender, o de la crisis de la educación.

Del optimismo de la razón al pesimismo de la voluntad.
Por qué los grandes poetas han muerto – Lo que crea comunidad – Qué es la inspiración – De un saber que no excluye la ignorancia – Explicar no es aplicar – Ideal racional e ideal pedagógico – Hay escuelas que matan.

Quinta aporía del aprender, o de la duración de los estudios.

Regla de la distinción entre lo dialógico y lo diacrónico – Dialéctica y argumento total – Geometría y solución final – La ilusión retrospectiva.

II. PRÁXIS (o del juego 2)

Sexta aporía del aprender, o sobre el pasado de nuestras escuelas.

Del juego al fuego, y de lógos a cronos, y luego…
De todas las cosas hay tres artes – Producción, uso y principio de la anterioridad posterior – Perseguir volátiles – Filósofos y sofistas: una extraña amistad – De la tragedia de Parménides a la comedia de Eutidemo – Imitación, enigma y adivinación – Ciencia sin demostración – Hacer fácil lo imposible o convertir lo imposible en dificilísimo – División crónica y división lógica – Cuánto tiempo dura una vez.

Séptima aporía del aprender, o del contar historias

¡Oh, diosa, tuyos son el compás y la regla!
La disputa entre el sentido y el tiempo – Lo posible impotente – Cuándo es demasiado larga una historia – Lo imposible onmipotente – Lo inverosímil – La Regla Mágica, el Compás Maravilloso y la Mecanica Infinita – Incomposibilidad e irreversibilidad – Posibilidad lógica, posibilidad física y posibilidad moral – La naturaleza de la acción – Regla de la distinción entre la realidad y la ficción – Principio de entereza no-exhaustiva.

Octava aporía del aprender, o de la libertad de cátedra.

Del breve argumento de una vida a la vida breve de un argumento.
Elasticidad de la narración y rigidez de lo narrado – ¿Cuánto dura un diálogo? – Lo inenarrable – Ley de la inversión o del encabalgamiento crono-lógico – Lo maravilloso.

Novena aporía del aprender, o de la corrupción de la juventud.

La potencia de un malentendido y el malentendido de una potencia.
Piedad y desigualdad – De qué hablan los poetas – Un largo malentendido – Poder absoluto – Lo que es y no es – Los abusos de la compasión.

Décima aporía del aprender, o de la minoría de edad.

Los niños terribles.
La soberanía arcaica – La palabra del padre – Estado de guerra – Honor y desnudez – La ilustración pervertida – 120 días antes de Termidor – De la guerra a la guerra – Un comunismo inédito – La máquina infernal – La política de Dios – El triunfo de la (mala) voluntad – La escuela sin salidas – La voluntad de poder – Mentirosos honrados – Las desventuras de la potencia – El primado de la actualidad – Fundamentación teológica y fundamentación política – El primado de la justicia y la libertad perdida.

Undécima aporía del aprender, o del camino al colegio.

De la facilidad de lo difícil a la dificultad de lo fácil y vuelta a empezar.
La corrosión del carácter – Estrechez y amplitud de miras – De lo difícil a lo dificilísimo – A las afueras de la ciudad.

III. THÉORIA

Duodécima aporía del aprender, o del pescador pescado.

Pre-posiciones.
El plano de la ciudad – El explorador adolescente – Tiranía y sofística – Adiós al Padre – Los tres dogmas del sofista – El extranjero.

Decimotercera aporía del aprender, o de la prueba de la división.

De lo divisible a lo invisible pasando por lo verosímil.
El arte de dividir o cómo orientarse en filosofía – El concepto vivo.

Decimocuarta aporía del aprender, o del porvenir de los libros.

No hay tercer juego.
Atenerse a sí mismo – Figuras de la dialéctica platónica – Actores y espectadores.

Decimoquinta aporía del aprender, o del progreso hacia sí mismo.

La recapitulación de todos los capítulos como capitulación del capítulo final.
Del mismo material que los sueños – La superac(c)ión teológica – La teodicea de Spinoza – La superac(c)ión ateológica – El tiempo siempre es ahora – El sentido siempre es todo – Pero no todo es sentido – Y no siempre es ahora – ¿Elevado o vulgar? – La forja del carácter – Un final inadecuado.

Reseñas del libro:

-Isidoro Reguera, Recensión de La regla del juego (en: Revista Observaciones Filosóficas)
-Miguel Ángel Hernández Saavedra, El juego de las ruinas (en: Seminario Permanente de Investigación Pólemos)
-Alejandro García Mayo, Sobre la “ley de encabalgamiento lógico-cronológico” como principio supremo de todos los juicios sintéticos a priori (en: Logos: Anales del Seminario de Metafísica)
-Félix de Azúa, Todos los juegos el juego (en: Letras Libres)
-Francisco José Martínez, Un resumen de instrucciones (en: mi+d)

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 812 seguidores

%d personas les gusta esto: